Siempre Así

Llegó 1991 y con la Expo 92 a la vista, a Rafa se le ocurrió reunir a los que “menos desafinábamos” de la pandilla con idea de plasmar en un disco lo que hacíamos, además de dejar “una bonita herencia para nuestros nietos…”.

Fue difícil encontrar financiación para nuestro proyecto. Al final, tuvimos que hacer una especie de colecta, a la que se sumaron algunos de nuestros más arriesgados amigos, y en junio del “expolímpico” año 1992 vió la luz nuestra primera criatura redonda. Canciones como “Cuando vuelva a Sevilla en primavera”, “Si no te tuviera a tí”, “Ponle flores” o “Surtido Romántico” rápidamente se convirtieron en parte de la banda sonora de las noches de Sevilla.